Los traductores conocemos el poder que tienen las palabras. Y por eso el copywriting es la herramienta más poderosa que podemos utilizar en nuestra página web para convertir a nuestros lectores en clientes.

¿Por qué el copywriting?

Porque está presente en todos lados, desde el discurso de un presidente hasta en el guión de tu serie favorita. Si prestas atención, siempre se utilizan las palabras justas, nunca sobra ni falta nada.

Si vamos a las definiciones de los grandes gurús del copy de nuestra era, Maïder Tomasena nos dice:

El copywriting es la habilidad de escribir de manera persuasiva cualquier tipo de texto que aparezca en tu página web para conseguir que tu cliente ideal realice una acción.

Por el otro, Javi Pastor refuerza:

El copywriting es traducir todo lo que nuestro cliente quiere transmitir a un lenguaje que su público entienda y que motive a la compra.

Sabes que mi compromiso está en que consigas más y mejores clientes.

Por eso es que hoy te quiero presentar algunos consejos prácticos para que optimices el copy de tu sitio y para que empieces a conectar con tus lectores y convertirlos en clientes.

Consejos para optimizar el copywriting de tu sitio web de traducción

1 – Define el objetivo de tu sitio web

La primera pregunta que tienes que hacerte es: ¿Por qué tienes una página? Y si aún no la tienes, ¿por qué vas a crearla? ¿Qué quieres conseguir con ella?

Estoy casi seguro que la respuesta es que buscas que tus clientes te vean y te contraten.

Y si el potencial cliente llega hasta ti, es porque tiene un problema que piensa que tú le puedes solucionar.

Por eso es esencial que en lugar de hablarle solo de tus servicios, tu formación o tu experiencia, redactes textos 100% enfocados en empatizar con los problemas que tiene ese lector.

Háblale de sus inquietudes, cuéntale de los beneficios de trabajar contigo y de cómo tu experiencia es fundamental para solucionar su problema.

2 – Conoce a quién le hablas

Cierra los ojos e imagina a quién quieres dirigirte con los textos de tu web. 

¡Sí! Visualiza a tu cliente ideal.

Investiga sus problemas e inquietudes para poder escribir textos que conecten con él/ella. Porque de eso se trata, que lo conozcas para que confíe en ti y para que ponga en tus manos la solución de su gran problema.

Y recuerda lo que digo siempre: “quien le habla a todos, no le habla a nadie”. 

En este artículo tienes una guía detallada para definir a tu cliente ideal.  

3 – Aprovecha la sección “sobre mí”

La sección “sobre ti” es la segunda más visitada de tu página. Eso quiere decir que tu cliente quiere conocerte.

¿Pero esto es tan así? 

Lo que verdaderamente quiere tu cliente es saber por qué tú, y no otro, va a resolver su problema.

Cuando visito páginas de traductores, en las secciones “acerca de” suelo encontrar cosas como: 

  • Viví en Londres, Lima, y Lisboa. 
  • Miembro del Colegio de Traductores de… y de la Asociación… 
  • Además de traductor, soy investigador, escritor, emprendedor y violinista. 

¡Estas características sueltas no dicen nada!

Nuestra tarea, a través del copywriting, es convertirlas en beneficios relevantes para nuestros clientes

Y aquí lo explico mejor con algunos ejemplos: 

1) Si tu cliente ideal es portugués y tiene operaciones en el Reino Unido y en Latinoamérica, entonces seguramente le interese trabajar con un traductor que haya vivido en Londres y en Lima.

En este caso, en lugar de simplemente nombrar en donde viviste, puedes usar el copywriting y decir: “Viví y trabajé en Lima y en Londres. Conozco la idiosincrasia de cada país y voy a ayudarte a superar las barreras culturales entre ellos.”

2) ¿Estamos seguros de que los clientes conocen las asociaciones que les nombramos en nuestras páginas?

¿Qué les asegura que por ser miembros de ellas somos los traductores indicados para resolver sus problemas?

La respuesta a esta pregunta es: absolutamente nada. 

Si hoy necesitaras un cirujano, ¿lo elegirías por la cantidad de diplomas que tiene colgados en la pared o por el promedio de operaciones exitosas que ha demostrado tener? 

3) Destaca solo esa parte de tu historia personal y profesional que sea relevante para conectar con tu cliente ideal

¿Le importa a tu cliente que seas investigador, emprendedor y violinista? 

Si traduces para músicos emprendedores, entonces sí, esta información te servirá para conectar con ellos. 

Pero si traduces, por ejemplo, para el área de marketing y no explicas cómo se unen esas características con el servicio que ofreces, será totalmente irrelevante.

4 – Copywriting de botones en páginas de traductores

¡Pobrecitos esos botones!

Siempre nos olvidamos de ellos y, aunque pequeñitos e indefensos, son la manifestación de la intención del lector a realizar una acción determinada (el famoso CTA – Call to Action).

Mira la diferencia entre un botón que dice “Contáctame” y otro que diga “Sí, quiero ampliar mi audiencia”.

Si fueras el dueño de una empresa que busca llegar a un público en otro idioma, ¿cuál de los dos elegirías?

Esta es otra oportunidad para hacer saltar a tu lector a una situación ideal, así que ¡aprovéchala!

5 – Cuidado con las preguntas

¿Conoces la regla de oro del copy? 

Es similar a la de los abogados en los juicios: “no hagas preguntas de las que no sabes las respuestas”.  

Persuade a tu cliente con suavidad, delicadeza y llévalo a un lugar en el que quiera estar.

Mira este ejemplo:

Imaginemos a un traductor que quiere traducir para empresas de sustentabilidad que están en expansión. Este traductor necesita convencer a su cliente de los beneficios de una traducción profesional y decide incluir una pregunta en su sitio web:

¿Quieres traducciones cuidadas hechas por un profesional? 

Esta pregunta es genérica, no le habla a nadie y la puede hacer cualquier traductor y a cualquier cliente. De hecho, quizá el cliente ni reconozca los beneficios de una traducción de calidad y antes de dar su respuesta, dude entre responder “sí” o “no” y se vaya. 

Pero si por el contrario el traductor investigó a su cliente, sabe que quiere ampliar su mercado en Latinoamérica y pregunta:  

¿Quieres conectar con una audiencia sustentable en habla hispana y ampliar tu cartera de clientes? 

La respuesta de ese cliente será rotunda: “sí, quiero”.

Así habrá logrado su objetivo de conectar con el deseo #1 de su cliente y estará mucho más cerca de convertirlo en su cliente.

6 – Usa lenguaje sencillo

Es probable que el cliente no conozca las siglas o palabras propias de nuestra profesión. Pero si luego de hacer tu estudio de avatar ideal decides ponerlas porque consideras que será información relevante para ese cliente, por favor incluye también su significado.

De hecho aquí, ahora mismo, si eres mexicano, español o colombiano, no tendría mucho sentido si te digo que soy miembro del C.T.P.C.B.A. pero no te explico que se trata de la sigla del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires.

El lenguaje en tu web debe ser claro y sencillo. Si hay palabras de alguna jerga, acláralas para que tu cliente te entienda.

7 – Utiliza palabras claves

Tu página tiene que ser lo primero que tu cliente encuentre cuando hace su búsqueda en Google.

Y, si bien posicionarse en el buscador lleva su tiempo, es necesario que empieces a tener en cuenta el SEO (Search Engine Optimization) y las palabras claves que utilizas en tu sitio y en los artículos de tu blog para que San Google sepa cómo posicionarte. 

Un buen ejercicio que puedes hacer es realizar una búsqueda con palabras claves propias de tu especialización: 

“Traductor legal /jurídico”

“Traducción legal/jurídica”

Los resultados te servirán para ver cuáles son las páginas mejor posicionadas, entender qué estrategias SEO y palabras clave están utilizando para emularlas.

Traductores y copywriters

Un negocio digital funciona 24/7 y esto sucede gracias al copywriting. 

Si eliges con cuidado cada palabra que utilizas y escribes desde el corazón, cada vez que un lector llegue a tu página sentirá que lo conoces y que vas a solucionar su problema. Y esa conexión ¡no tiene precio!

Como suele decir una colega, “los traductores (y los periodistas) somos copywriters innatos”

Entonces, hagamos uso de ese don.


Sobre el autor de esta publicación

Foto de Mati Ortiz, de Letras Nómadas

Hola, soy Mati Ortiz. Mi propósito es ayudar a traductores a mejorar su calidad laboral. ¿Por qué? Porque sé que los traductores nos merecemos trabajar más tranquilos, con clientes que nos valoren, mucho mejor pagos y con más tiempo libre de calidad.

Si quieres saber cómo puedes lograrlo, descarga la guía gratuita con los “7 consejos + 1 para solucionar los problemas de lo traductores freelance”.

También puedes pasar directo a la acción con mi método MEN-T con el cual pondremos todos estos conceptos en práctica.

Yo también estaba cansado y puse mi vida y mi profesión en acción. Aquí puedes saber cómo lo hice.